EDUCACIÓN EJECUTIVA


Gabriel Aramouni

Gabriel Aramouni: En el mundo de las empresas, lo único estable es el cambio

Economía - La Nación

Conoce muy bien a las empresas conoce también a quienes trabajan en ellas. A la vez, forma a aquellos estudiantes que una vez egresados trabajarán en las compañías líderes del país, en start ups o en pymes. Afirma que el capital humano fundado en el talento es el verdadero motor de la economía, que el clima de negocios actual está a la espera del cambio de gobierno y que los CEO argentinos necesitan tener una mirada más internacional para poder sostenerse en el país. Las empresas líderes locales acuden a los programas de educación ejecutiva que él dirige, y afirma que tanto para los altos como los bajos mandos empresariales, este tipo de educación es el camino para la transformación organizacional.

Es referente en la educación ejecutiva: Gabriel Aramouni es director de la Escuela de Administración y Negocios y del Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés. Además, es miembro del board de Unicon University Consortium for Executive Education, la principal institución internacional de educación ejecutiva es el primer argentino en integrar el consejo directivo y, también, en realizar investigaciones en el Research Committee.

Educación Ejecutiva

Es una de las industrias más dinámicas, en el mundo empresario y del management lo único estable es el cambio

Aramouni cuenta que las empresas están en un cambio permanente el movimiento va al ritmo de las tendencias globales en educación ejecutiva, pero con un enfoque local. Las compañías están en un continuo cambio y se han agilizado y potenciado especialmente en los últimos 10 años. La industria más ligada a ellas es la educación ejecutiva, pero a la vez, las empresas son las que demandan que estemos un paso adelante, dice, y agrega: Si la educación ejecutiva no interpreta el cambio por el que está pasando la economía y la vida de las organizaciones, se queda atrás. ¿Qué pasaría entonces? La educación ejecutiva va a caer y va a ser reemplazada por la propia formación que desarrollen las empresas. Son las universidades corporativas, como el caso de Techint, explica.

Clima local

El clima de los negocios está a la espera de lo que decida la sociedad en las próximas elecciones para su desarrollo necesita cambios económicos, institucionales y culturales

Considera que el verdadero cambio está dentro del corazón humano. Y agrega que poder generar un clima de negocios estable es algo vinculado con la relación que cada uno tiene con la cultura, los valores y con cómo se maneja un marco institucional de Nación. Sostiene también que el mundo de los negocios está a la espera de lo que vaya a decidir la sociedad respecto del país que quiera, y que en una economía nueva la universidad y la educación pueden ayudar al camino de la transformación organizacional.

Altos mandos

El CEO argentino debe desespecializarse y generar una mirada más integral y más internacional

Aramouni cree que el CEO argentino está frente a un desafío, ya que necesita tener una mirada más internacional y desarrollar una capacidad de comprensión más acabada sobre cómo gestionar el talento de la gente, cómo proveer tanto el talento y como la creatividad y cómo ser más productivo. Pero, según explica, esto vendrá acompañado de una apertura: La Argentina va a tener que integrarse al mundo a la fuerza si sigue afuera va a perder talento y posibilidades.

Competitividad

A veces creemos que algunas empresas, por el sólo hecho de ser privadas, pueden ser competitivas

Según la visión de Aramouni, en el país todavía queda mucho por hacer para lograr mayor competitividad. Dice que a las empresas estatales obviamente se las mira con otros ojos, pero que hay mucho por mejorar tanto en esas compañías como en las privadas. No sólo tienen que ver las condiciones del contexto, la clave está en la gestión de la empresa más allá de quiénes conduzcan el país, considera.

Nuevas generaciones

Hoy los jóvenes ya no están tan enormemente cautivados por entrar a trabajar en una multinacional

Aramouni cuenta que, para los recién egresados de la universidad, las grandes empresas siguen siendo una opción, pero no la única. Muchas veces prefieren entrar a un start up o a una pyme relevante, donde puedan estar más cerca de quien toma las decisiones y así crecer más rápido.

Gestión de talento

En el mundo hay una demanda enorme de talento

El capital humano, fundado en el talento, es el verdadero motor de la economía -dice- el país es un gran productor de talento y tenemos que darnos cuenta de que en la Argentina hay que establecer políticas de Estado que permitan encauzar ese talento.

 

Leer nota