EDUCACIÓN EJECUTIVA


Opiniones de Laura Mazur y Sol Moyon

Técnicas teatrales ayudan a los ejecutivos a desarrollar aptitudes

Daena Giardella, experta del MIT, estuvo en Buenos Aires dictando talleres de improvisación. Qué hacen las escuelas de negocios argentinas.

Educación - Clarín

Escuelas de negocios como Stanford, Sloan School of Management MIT o el IMD Suiza están incorporando técnicas de teatro para ayudar a sus alumnos a convertirse en líderes. Si el uso del role play  es ya tradicional cuando se trata de desarrollar habilidades “blandas”, ahora son muchas las estrategias teatrales sumadas a la formación de los ejecutivos, al punto de que, incluso, se ofrecen materias teatrales como optativas en los programas de MBA.

Tal es el caso de la asignatura Improvisación e influencia: un laboratorio experimental de liderzgo que dicta Daena Giardella en la escuela de negocios del MIT. Actriz y consultora, Giardella estuvo en Buenos Aires el mes pasado, traída por el MIT Club de Argentina, para dar dos talleres de improvisación y liderazgo, uno para estudiantes de negocios de la Universidad Di Tella y otro para miembros del equipo de desarrollo de emprendimientos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“El actor en el escenario tiene lo mismo que el líder en la empresa: incertidumbre, ambigüedad, un panorama poco claro donde puede surgir lo inesperado”, dijo Giardella a iEco, en una entrevista exclusiva. Los talleres de improvisación teatral y liderazgo “ayudan a aprender cómo navegar los momentos de lo imprevisto y la incertidumbre”, agregó. En su propuesta busca, a través de ejercicios de improvisación, que los participantes vean cuáles son sus respuestas automáticas a situaciones de presión o conflicto y que puedan situarse en otros roles.

También se usa para mejorar la comunicación. “En toda conversación hay tonos altos y bajos. En una conversación saludable, se van intercambiando tonos. En términos teatrales, se cambia de ‘estatus’, lo que expresa confianza y conexión. Muchas veces, en el mundo de los negocios, la gente no habla cambiando de estatus. Uno mantiene un estatus alto y el otro se mantiene en un estatus bajo. Y esto se puede practicar con ejercicios”, ejemplificó Giardella. 

La incorporación de estas técnicas implica utilizar el cuerpo, exponerse delante de otros, animarse a improvisar. Pero la experta del MIT aseguró que “aunque pueda creerse que la gente de negocios es nerviosa, rígida o reacia a este tipo de ejercicios, se entusiasma mucho con la idea de hacer algo nuevo. La situación les puede parecer rara los primeros cinco minutos”.  Según Giardella, son muchas las escuelas que se están dando cuenta de que las técnicas teatrales son útiles. “Hay un hambre de este tipo de aprendizaje activo: levantarse, hacer, tratar”, aseguró.

Leé también: La educación por competencias crece en las aulas universitarias

 

Improvisación y stand-up

En Buenos Aires, las escuelas de negocios no se quedan atrás: técnicas de stand-up , talleres de improvisación y dramatizaciones para producir cortos son algunas de sus propuestas en las aulas argentinas.  

Las técnicas teatrales son muy variadas, por lo tanto pueden ser utilizadas en una multiplicidad de sentidos, favorecer la integración del grupo de alumnos, abordar alguna temática de un modo no convencional o desarrollar los recursos comunicacionales del alumno para expresar sus opiniones frente a otros, explica Eduardo Krestol, director de teatro y consultor que trabaja en el Departamento de Educación Ejecutiva de la UP capacitando en temáticas de liderazgo y trabajo en equipo. 

No creo que sea acertado formar futuros líderes haciendo una carrera de grado o MBA detrás de los pupitres y escribiendo buenos exámenes. Sin dudas, hay que abrirles el espacio escénico del aula para que desplieguen sus habilidades interpersonales, y el teatro es una buena manera de lograrlo, agrega. También es importante para Krestol que el docente o capacitador tenga nociones básicas de teatro para saber cómo contextualizar la escena y facilitar la improvisación de los participantes, explica. 

En el IAE, en la materia Arts & Management, los estudiantes trabajan primero con una actriz profesional, desarrollando ejercicios que se vinculan con la creatividad y con la resolución de problemas a través del cuerpo. Siempre se hace una reflexión sobre cada ejercicio, dice Fausto García, director del Centro de Investigación de Medios y Entretenimiento. Además, el grupo Improcrash está a cargo de un taller de improvisación durante el cual improvisan y luego cuentan cómo hacen para afrontar el desafío creativo.

Cristina Minolli, profesora en el área de formación de líderes para empresas en la UCEMA, utiliza técnicas tomadas del standup para desarrollar la generación de alternativas: distintas soluciones a un mismo problema, distintas miradas, siempre con una perspectiva positiva, explica. Otra habilidad que se entrena con estas técnicas es la celeridad: En el standup, hay que hacer reír a la gente en minutos, destaca Minolli. Por eso, ciertas técnicas sirven para aprender a expresarse corto, breve y conciso. En esta línea, en agosto coordinará un curso de extensión en la UCEMA sobre técnicas efectivas para dirigir reuniones corporativas con base en elementos del standup.

En el Centro de Educación Empresaria de la UdeSA utilizan el trabajo de improvisación coordinado por expertos teatrales. A veces facilitan las improvisaciones para que actúen los mismos participantes, y otras veces convocamos actores expertos en improvisación para representar situaciones propias de la organización, cuentan Laura Mazur y Sol Moyón, gerentes del Área In Company del CEE. Una de las actividades tiene como producto final la filmación de un breve corto cinematográfico para el cual se trabaja con algunas técnicas teatrales y de entrenamiento de actores.

En la Diplomatura de Liderazgo, Coach e Inteligencia Emocional de la Escuela de Negocios de la Universidad Siglo 21, usan ejercicios de escucha activa, respiración y ensambles vocales, improvisación y técnicas de clown.

Arriba el telón

El programa Liderazgo en la acción y reflexión de la UB incluirá una obra de teatro completa sobre la temática, con actores en escena, escrita y producida por la consultora Náutica Coaching. Creamos el producto Management & Teatro con la intención de estimular el pensamiento crítico y reflexivo de las personas que trabajan en las organizaciones, dice Teresa Benedetti, directora de la consultora.

El producto usa como herramienta obras de teatro con guiones construidos para abordar situaciones organizacionales factibles de generar conflictos de difícil solución. El teatro muestra en sus tramas estos conflictos y situaciones de tal manera que los participantes pueden verse reflejados tanto en los personajes como en las situaciones. Esto tiene un gran impacto pedagógico que comienza con la reflexión de los participantes, que se desarrolla como debate al finalilzar la obra, explica Benedetti.

Leer nota