EDUCACIÓN EJECUTIVA


Opiniones de Gabriel Aramouni

La innovación se mete en el ADN de las empresas

Los cambios veloces impulsan una transformación estructuralen las compañías, que implica aggiornar sus modelos de gestión

Management - La Nación

Lo único constante es el cambio. Así ha sido durante toda la historia de la humanidad. Sin embargo, en la actualidad, el cambio es cada vez más acelerado y la dirección es hacia un mundo VICA: más volátil, incierto, complejo y ambiguo, donde la innovación ya no pasa por hacer algo diferente, sino por hacerlo de forma diferente. Esto está impulsando a las organizaciones a innovar en su ADN.

Consumidores más informados y exigentes buscando vivir experiencias únicas disrupciones tecnológicas mayor concientización sobre el cuidado medioambiental, y nuevos jugadores internacionales que modifican el escenario de diversas industrias son algunos de los cambios que están funcionando como despertadores corporativos e impactan en los modelos de negocios. A estas nuevas tendencias se suman el vivir en un mundo VICA y la fuerte presencia de la generación Y, que invitan a repensar algunos conceptos del management.

Para poder aprovechar lo que está ocurriendo y entender lo que se viene, necesitamos pensar y actuar diferente. Necesitamos innovar, afirma Patricio Guitart, director del Centro de Innovación y Estrategia Latinoamérica CIEL del IAE Business School. Esto será una gran noticia para las empresas que transformen los cambios en oportunidad, y una potencial amenaza para las que se nieguen a innovar y adaptarse al contexto.

Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés, afirma que innovar ya no es una opción. El riesgo de no innovar y reinventarse es alto, y sus consecuencias pueden ser desde perder mercado, destruir valor, resignar liderazgo, afectar la reputación hasta desaparecer. La correcta innovación es uno de los factores explicativos del éxito de una empresa, sostiene.

Kodak, Blockbuster, Polaroid son ejemplos de empresas que no innovaron a tiempo. Su contracara son compañías como Apple, Google, 3M y Tesla. De todos modos, Guitart asegura que hasta las empresas más innovadoras han fracasado en desarrollar un nuevo modelo de gestión. Todas las empresas, de base tienen un modelo de gestión X o baby boomer, afirma.

Las empresas necesitan crear un nuevo modelo de gestión que responda a las necesidades actuales y a las nuevas generaciones. Guitart observa que la mayoría de las herramientas del modelo tradicional tiene origen en el área financiera y son mecanicistas, es decir, que definen objetivos, asignan responsabilidades y ponen mecanismos de seguimiento y control, y luego esperan que ocurra. En un mundo VICA, lo mecánico no sucede. El contexto incierto hace que cualquier objetivo tenga desvíos, explica.

El especialista sugiere que las organizaciones no deben planificar, sino adoptar un modelo de exploración que proponga aprender, corregir, experimentar nuevas ideas y crear mercados. Para el contexto actual no sirve el fin, lo que vale es cómo transitamos el camino y el aprendizaje realizado. Por eso se necesita un modelo creativo, ya que el de unidad de control no permite creatividad ni innovación, indica.

Por otro lado, mientras el mundo de los negocios habla de gestionar recursos, Guitart desafía este concepto basado en un paradigma de escasez y lo transforma en una mentalidad de abundancia. Nuestro ADN está seteado para optimizar los recursos, y lograr eficiencia y mayor productividad. Pero necesitamos crear recursos, insiste.

Asimismo, propone repensar la teoría de juego de suma cero en los negocios y el concepto demarket share. La propuesta pasa por nosotros o ellos. Lo que una organización gana lo pierde la otra. Este enfoque está dañando la creación de valor sostenido en el tiempo, explica el director, quien dice que si bien los recursos son finitos, se pueden crear nuevas fuentes. Basta con mirar lo que se está logrando con la biotecnología o con las impresiones 3D para darse cuenta de que se pueden crear nuevos productos, servicios, recursos y mercados. Abundancia implica pensar en cómo hacer llegar nuevos productos y servicios a personas de bajos recursos en todo el mundo, sugiere.

Para Aramouni también es indispensable innovar en la forma en que se dirige una organización. Hoy la nueva forma de ejercer el poder es concederlo. Ya no se trata sólo de ordenar y controlar, sino de inspirar, orientar, guiar, promover, coordinar y cultivar a las personas, promover la inteligencia colectiva, la colaboración activa, la cocreación, la participación en la toma de decisiones, argumenta.

Según Guitart, la incertidumbre y los cambios veloces obligan a ser más flexibles. Uno de los principales promotores es la generación Y. Los niveles jerárquicos y la autoridad formal son grandes barreras para liberar el conocimiento y el aprendizaje, sostiene.

Juan Carlos Lucas, coach y consultor de empresas, destaca la necesidad de nuevos liderazgos. La gran escasez que enfrentamos no es de conocimiento, sino de liderazgo. Necesitamos más personas capaces de hacer que las cosas pasen, de navegar un mundo incierto, donde el valor y la innovación se crean en redes de colaboración potenciadas por Internet, afirma.

Así, también resalta como nuevo paradigma el de la colaboración con su fenómeno ¨peer to peer¨, que son comunidades de pares colaborando en línea, que se comienza a colar en las prácticas tradicionales del management con ejemplos como la innovación abierta, el crowdsourcing, la co-creación de valor, entre otras.

El director de CIEL agrega que, para generar valor, el futuro es la co-creación de valor con empleados, clientes, proveedores y gobiernos. Hay más valor afuera que dentro de una organización. Para mantenerse en un mundo VICA, una organización depende más del valor que pueda generar en el ecosistema donde opera, que el valor que pueda generar internamente, describe.

Por su parte, Aramouni advierte que la innovación es una actitud continua que debe ser parte de la cultura organizacional y que no se trata de algo de única vez ni un esfuerzo espasmódico. Tarde o temprano, las empresas sufrirán un cambio. Queda en ellas liderarlo y hacer historia o negarlo y pasar a la historia. Aún están a tiempo.

Leer nota